¿QUÉ ES EL AMOR?

El amor es un pensamiento que nos conduce a dudar de la verdad como aquello que siempre se escapa y aunque podría ser una eterna duda, es preferible que la angustia de la nada.

Anuncios

Por Omar Alan Martínez Oseguera. 

El amor lleva a preguntarnos ¿a dónde nos dirige?, ¿se tratará de algo que nos llene?, ¿será algo que encontremos, conoceremos o incorporaremos?, ¿podría ser una propiedad? Sin lugar a dudas pensar en el otro como aquel que lo hace posible y surge la duda sí es que yo lo consumo, y si el amor se trata de una relación conmigo mismo o se trata una distracción o algo que le da paz al hecho de que vamos a la extinción. 

El amor es un pensamiento que nos conduce a dudar de la verdad como aquello que siempre se escapa y aunque podría ser una eterna duda, es preferible que la angustia de la nada. Considerando que como siempre le relacionamos con fines e instituciones, nos aporta una visión que siempre comienza con un optimismo engrandecido, el cual  nos conduce a sentir el placer del bien.  

El amor trae la felicidad, pero con los hechos surgen una perspectiva que desafía  cualquier visión  ingenua y nos lleva a saber que hay que ir más allá; esto trae consigo la conciencia del sufrimiento como del dolo, que  no pueden separarse de nuestra voluntad, experiencias y necesidades. Por lo tanto, no podemos desconectarnos de lo que nos perturba y calma, estamos hablando del juego sensual entre la fricción de la perturbación y la satisfacción, este es el momento donde nos percatamos del hecho que aquello que sentimos siempre nos acosa. 

El amor duele porque aunque nos hace felices, es imperfecto y limitado como nosotros; a pesar del eso, el eros o el erotismo se pueden entender como la sensación de enamoramiento apasionado, la cual nos hace saborear lo dulce, profundo y bueno de lo que necesitamos,  el momento preciso donde se nos cumplen nuestros deseos. Tómese en consideración que, como un sentimiento, este estado no puede ser eterno aunque nos falta y al encontrarlo lo queremos para siempre.  

Por lo anterior es que se posee lo carente, se tiene que trascender, este es el movimiento necesario para completarnos acompañados del otro; la pregunta sería ¿qué pasa después?; para evitar derrumbar al amor, no puede alejarse al otro, porque sin él  no habría apertura ni aceptación, sobre todo porque no debe encajar en nuestro deseo, el poder y su necesidad natural nos llevan a ir o no contra nosotros mismos; nos retiramos.  

Si nos desapegamos, dando y entregando; se podría decir que se habla del amor cuando nos mostramos débiles y el otro no aprovecha la oportunidad para poseernos y dominarnos, se trata de lo extraordinario de lo ilógico de un acuerdo que excede todo en el exceso de no ganar nada. 

El amor es algo imposible que es posible, se trata de un encuentro que nos lleva a ser y dejar ser, no es necesaria la utilidad; necesitamos lo ilógico que le dé sentido a este viaje de la vida. El amor es en sí mismo una búsqueda, la necesidad por conectar; solo por eso lo vale. 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s