La Castañeda una leyenda de la Ciudad

Por Ángela Adriana Ramírez Guerrero. 

La Catañeda fue un producto más del Porfiriato que resultó atractivo para muchos sin tan solo imaginar lo que años después escondería detrás de sus grandes muros. Era septiembre del año 1910 y como un símbolo de progreso y modernización, se abrieron las puertas del manicomio general La Castañeda, reemplazando los demás hospitales psiquiátricos. Cuando se planificó el proyecto, se tenía contemplado un espacio digno para el mayor número de pacientes posibles con la intención de brindarles la atención especializada de médicos capacitados, así como una visualización de la formación de futuros psiquiatras y neurólogos mexicanos. 

Fue dirigido por el doctor Eduardo Liceaga y sobre Mixcóac, en la Ciudad de México se llevó a cabo la construcción del hospital general psiquiátrico La Castañeda con una arquitectura inspirada en el hospital francés Charenton. Existe un registro que muestra que se albergaron cerca de 60 mil pacientes durante 6 décadas, y que los internos eran mandados a pabellones de acuerdo su estatus socioeconómico, así como su estado mental, por lo que se encontraban desde alcohólicos, homosexuales, prostitutas, epilépticos, pacientes con enfermedades infecciosas, oligofrénicos hasta esquizofrénicos. 

El infierno de muchos comenzó cuando la población de pacientes sobrepasaba su capacidad, y años después, el manicomio se vio enfrentado con problemas de hacinamiento, desabasto  de alimentos como de medicamentos e insalubridad. Encierros en cuartos oscuros, húmedos y con nidos de ratas son historias que vivían los internos a diario así como el abuso de tratamientos, a veces como método de castigo, como era el caso de los electroshocks. 

La “Operación Castañeda”, llamada así por que por órdenes del presidente Gustavo Díaz Ordaz, se efectuó el fin del lugar, siendo demolido poco antes de los juegos Olímpicos en el año 1968, con la intención de borrar las atrocidades que se vivieron ahí, a excepción de su fachada, la cual fue trasladada piedra por piedra a lo que sería una nueva construcción en el Estado de México. Cerca de 3000 pacientes fueron traslados a distintos hospitales así como a granjas de la ciudad. 

Basta entender el contexto histórico de una sociedad para comprender la locura de una persona; La Castañeda es el caso en donde podemos observar una falta de información sobre la psiquiatría moderna, ya que se internaban pacientes diagnosticados con patologías que hoy en día se conoce que no son parte de una enfermedad; sin embargo, simplemente con resaltar que el término enfermedad no solo engloba algo fisiológico, sino lo social también y si nos remontamos en la época en la que se encontraba en funcionamiento el manicomio general La Castañeda, podremos saber el porqué del ingreso de muchos pacientes catalogados en esa época como “inadaptados”.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s