Luis González de Alba, entre libros, política y antros.

En el número treinta y siete de la calle de Florencia, bajo la humedad y en medio de un sótano abandonado, González de Alba revolucionó las noches gays de la Ciudad.

Anuncios